Señales de calma I

Las señales de calma

Los perros usan un sistema de señales para comunicarse con sus congéneres y con nosotros.

Estas señales sirven vivir pacíficamente en la manada, evitar conflictos y agresiones, mitigar o prevenir que ocurra algo, evitar la amenazas de la gente o de otros perros, reducir el miedo, el nerviosismo, los acontecimientos indeseados y para tranquilizarse uno a otro.
Estas señales de apaciguamiento son mas comúnmente conocidas como señales de calma, de el famoso libro de Turid Rugaas, y son básicamente la forma de comunicar de los perros, el lenguaje que utilizan para relacionarse con la gente o con otros perros.

Los perros usan estos signos para calmarse ellos mismo cuando se sienten inseguros, para transmitir calma a otros perros, para hacer amistad o resolver conflictos.
Los perros usan este sistema de comunicación también con los humanos, el problema es que a menudo estas señales son ignoradas o mal interpretadas por sus dueños.

Saber cuales son las señales de calma utilizadas, aprender a reconocerlas y identificarlas cuando aparecen, nos ayudaran a entender lo que nuestras mascotas nos dicen.
Necesitamos aprender a interpretar el lenguaje de los perros para poder entender lo que nos están comunicando. Ese es el secreto para tener una feliz convivencia juntos.

Existen mas de 30 señales de calma, algunas de estas señales son usadas por la mayoría de los perros, algunos de forma mas clara que otros.
Las mas comunes son:

  • bostezar
  • lamerse el hocico
  • dar la espalda
  • girar la cabeza
  • olisquear el suelo
  • inmovilizarse
  • andar despacio
  • interponerse
  • sentarse / echarse
  • dar un rodeo
  • mover la cola
  • … y muchas mas

Bostezar

bostezar

El perro puede bostezar cuando alguien se inclina sobre él, cuando tu voz suena enfadada, cuando hay gritos y discusiones en la familia, cuando entra en la clínica veterinaria, cuando alguien camina directamente hacia él, cuando está alborotado por la alegría, anticipándose a algo, por ejemplo, junto a la puerta cuando estás a punto de salir a dar una vuelta, cuando le pides al perro que haga algo que no le apetece hacer, cuando las sesiones de adiestramiento se prolongan demasiado y el perro se cansa, cuando le has dicho que no por algo que no te gusta que haga… y en muchas otras situaciones.

Las señales que le suponen una amenaza (caminar directamente hacia el perro, intentar agarrarle con la mano, inclinarte sobre él, mirar fijamente a sus ojos, movimientos rápidos, y así sucesivamente) siempre hará que el perro utilice una señal de calma. Aunque muchos perros bostecen, otros pueden usar señales de calma diferentes.

Todos los perros conocen todas las señales de calma. Cuando un perro bosteza y gira la cabeza hacia un lado, el perro con el que está “hablando” puede lamerse la nariz y volverse dándole la espalda o hacer algo completamente diferente. Las señales son internacionales y universales. Los perros de todo el mundo tienen el mismo lenguaje. Un perro de Japón se entenderá con un elkhound que vive aislado en un valle de Noruega. ¡No tendrán ningún problema de comunicación!

En los próximos artículos otras señales de calma…

Fuente: www.canis.no/rugaas

Señales de calma II

Lamerse el hocico

lamerse el hocico

Lamerse la nariz es otra señal utilizada a menudo: es un movimiento muy rápido de la lengua, tan rápido que a veces es difícil de captar.

Es utilizada especialmente por los perros de color negro, por perros que tienen mucho pelo alrededor de la cara y por otros cuyas expresiones faciales son, por alguna razón, más difíciles de ver que las de otros de colores más claros, ojos visibles y hocicos largos.
Pero cualquiera puede usar el lamido y todos los perros lo entienden, no importa lo rápido que lo hagan.

Ese breve y rápido relamido en la nariz es más fácil de ver si miras al perro desde el frente. Como mejor se puede ver es si encuentras un sitio donde sentarte tranquilamente en silencio y observar. Una vez que has aprendido a ver el lamido, serás capaz de verlo también mientras paseas a tu perro.
A veces, no es otra cosa que un rapidísimo relamido, la punta de la lengua apenas se ve fuera del hocico y solo durante un pequeño instante de tiempo. Pero otros perros lo ven, entienden y responden a ello. Cualquier señal es siempre respondida con otra señal.

Girar la cabeza / dar la espalda

girar la cabeza

El perro puede girar ligeramente la cabeza hacia un lado, girarla completamente sobre el costado o darse totalmente la vuelta, de modo que el lomo y la cola queden frente a aquel a quien el perro pretenda calmar.
Cuando alguien se aproxima a tu perro directamente, él se apartará de alguna de las maneras descritas.

Cuando parezcas enfadado, te muestres agresivo o amenazante, observarás también algunas de estas variaciones de la señal. Cuando te inclines sobre un perro para acariciarle, girará la cabeza hacia otro lado.
Cuando le sometas a unas sesiones de adiestramiento demasiado prolongadas o muy difíciles, girará la cabeza hacia otro lado.
Cuando al perro le pille algo por sorpresa o él mismo sorprenda a alguien, girará la cabeza rápidamente.
Lo mismo ocurre cuando alguien le mira fijamente o actúa de modo amenazante.
En la mayor parte de los casos, esta señal hará que el otro perro se calme.

Es una manera fantástica de resolver conflictos y los perros la utilizan muchísimo, tanto si son cachorros como si son adultos, de alto rango o inferior, etc. ¡Deja que tu perro la utilice!
Los perros son expertos en solventar y evitar conflictos.
Saben como manejar las situaciones conflictivas.

Fuente: www.canis.no/rugaas

Señales de calma III

Posición de juego

Posición de juegoBajar el cuerpo con las patas delanteras en una posición de reverencia, puede ser una invitación al juego si el perro mueve las patas de un lado a otro, a modo de juego. Frecuentemente, el perro permanece quieto mientras está en esa posición. Está usando la señal para calmar a alguien. Estas señales a menudo tienen un doble significado y pueden ser utilizadas de maneras diferentes. Con frecuencia la invitación al juego es una señal de calma por sí misma, porque el perro está haciendo que una situación potencialmente peligrosa sea menos tensa y la deriva hacia algo sin riesgo.

Cuando dos perros se aproximan el uno al otro repentinamente, observarás a menudo que adoptan la posición de reverencia. Esta es una de las señales que son fáciles de ver, especialmente porque permanecen en esa posición durante unos pocos segundos de modo que dispones de bastante tiempo para observarlo.

Olisquear el suelo

Olisquear el suelo es una señal frecuentemente utilizada. Puedes verla por ejemplo durante el paseo cuando alguien o otro perro se dirige hacia el, en lugares donde hay mucha actividad, en sitios ruidosos o cuando el perro ve un objeto del que no está seguro de lo que es y lo encuentra intimidatorio.
Incluso es fácil notar esta señal de calma cuando llamas a tu perro con un tono de voz alto y firme o si estas algo enfadado: es muy probable que tu perro se pare a olisquear el suelo mientras se dirige hacia ti.

Olisquear el suelo puede ser, desde mover la nariz rápidamente hacia el suelo y hacia arriba otra vez, hasta pegar la nariz al suelo y olfatear persistentemente durante varios minutos.

Por supuesto, los perros olisquean a menudo, también para “leer el periódico” y divertirse. Los perros están pre-programados para usar su nariz y es su actividad favorita. De cualquier modo, algunas veces está tratando de calmar, depende de la situación. Así que, ¡pon atención acerca de cuando y en que situaciones ocurre el olfateo!

Inmovilizarse / andar despacio

Decimos que el perro se queda inmóvil, cuando se para y se queda completamente quieto, sentado o tumbado, permaneciendo en esa posición. Este comportamiento, se cree, tiene algo que ver con el instinto de caza. Cuando la presa corre, el perro ataca. Una vez que la presa para, el perro se detiene también.

El comportamiento, sin embargo, se da en varias situaciones diferentes. Cuando te enfadas, te pones agresivo y te muestras amenazante, el perro, con frecuencia, se quedará quieto y no se moverá para que te “vuelvas bueno” otra vez. Otras veces, el perro puede ir caminando lentamente, quedarse inmóvil y luego moverse lentamente de nuevo.
Muchos dueños creen que tienen perros muy obedientes, que se sientan, se tumban o permanecen completamente quietos. ¿Tal vez estén usando señales de calma?
Muy a menudo un perro se para y permanece en calma cuando alguien se aproxima.Si tu perro quiere pararse o se mueve lentamente en una situación como ésta, permíteselo.También, si ocurre que tu perro se encuentra en una situación de conflicto con una persona o con un perro y es incapaz de escapar, quedarse inmóvil puede ser una manera de calmar al otro perro o a esa persona.

Podemos usar la señal de calma de andar despacio o quedar inmóvil cuando un perro se muestra asustado o cuando queremos resultar mas atractivos para el o cuando queremos conseguir que el perro se quede quieto.

Fuente: www.canis.no/rugaas.

Los perros… ¿Se sienten culpables?

En Internet hay un buen número de vídeos en los que los que los perros “ponen cara de culpables”. Sin embargo, no parece posible que los perros sienten “culpabilidad”, al menos no como la entendemos nosotros.

Los perros... ¿Se sienten culpables? ¿o tal vez piden perdón? (vídeo).

 

Perros culpables… o tal vez no
Sí, estamos de acuerdo en que los perros “ponen cara de culpables” cuando los sorprendemos rompiendo un objeto, o después de hacer una trastada. Aunque en realidad los perros no sienten culpabilidad, ése es un sentimiento exclusivamente humano. Pero sí emiten una serie de señales de calma ante un humano que puede enfadarse ante lo sucedido.

Continue reading

Señales de calma ¿Cuál es el desencadenante del mordisco?

Las señales de calma no siempre cumplen con su función

Este vídeo ha pululado por algunos círculos relacionados con el adiestramiento canino. En él se recoge una secuencia que todos hemos visto en alguna ocasión por nuestras calles y parques, pero gracias a la cámara lenta podemos apreciar muchos datos interesantes sobre el lenguaje corporal de los perros: El perro de la izquierda (rojizo) se acerca al nórdico exhibiendo todo su repertorio de señales de calma destinadas a evitar una confrontación (cabeza ladeada, orejas bajas, lametones…), mientras, el nórdico permanece altivo y dominante (orejas y rabo altos, mirada fija y directa, cabeza por encima…). Todo el proceso de “saludo canino” sigue su ritual, hasta que de imprevisto el nórdico lanza un mordisco al perro rojizo.

Continue reading